+505 27133089 | contacto@ing-sistemas.com
    Twitter
  • Facebook
  • Instagram

La hegemonía del litio tiene muchos posibles oponentes

El zinc es uno de los que m√°s ventajas presentan, pese a su falta de madurez.

El litio fue responsable de una revoluci√≥n energ√©tica que llega hasta estos d√≠as. Sin ellas y sus caracter√≠sticas, gran densidad, peque√Īo tama√Īo o durabilidad, no se entiende la tecnolog√≠a actual ni el largo camino recorrido para llegar a todos los dispositivos que hoy en d√≠a son protagonistas de la vida de sus usuarios. Smartphones, wearables, auriculares inal√°mbricos… Todo depende del litio. Pero es una dependencia que ha de acabar poco a poco, y el zinc puede ser uno de sus sustitutos.

Tras los problemas del Note 7, todos los focos de atención se han puesto en el ámbito de la seguridad. Ahí es donde el zinc, que rinde muy bien en el pilas alcalinas no recargables, es capaz de sobresalir. Eso sí, para llegar a ver baterías de zinc que tuvieran las mismas propiedades que presentan en las pilas, tendrían que cambiar a un electrolito basado en agua, frente al orgánico inflamable que se emplea en la actualidad.

Hasta ahora, los ánodos del zinc generan una capa de óxido cuando se unen partículas de zinc en polvo y pasa el tiempo: las baterías atraviesan ciclos de carga y descarga que hacen a la batería tener menos capacidad conductiva y, a la larga, formar ramificaciones que a medio plazo generan cortocircuitos.

Gracias a un equipo de investigadores que ha logrado introducir una estructura esponjosa al √°nodo del zinc, este queda conectado de forma continuada y perforado con peque√Īos huecos. Al a√Īadir bismuto e indio, se controlan las reacciones qu√≠micas y, el √≥xido de zinc, que todav√≠a se forma, es capaz de introducirse en los huecos creados en la estructura esponjosa en lugar de bloquear las conexiones entre las part√≠culas del zinc.

La estructura del √°nodo fue dise√Īada hace dos a√Īos, pero no ha sido hasta ahora cuando han dado con la tecla para el resto de componentes. Ahora, para las pruebas de recarga, emparejan el √°nodo de zinc junto a un c√°todo de n√≠quel. Esto permite lograr unos 100-150 ciclos antes de que la capacidad de la bater√≠a se reduzca a la mitad, cifra que no se acerca nada a las que los fabricantes consiguen con el litio. Sin embargo, aseguran que a√Īadiendo m√°s electrolitos la capacidad original vuelve. En coches el√©ctricos, las bater√≠as de zinc podr√≠an ayudar con el peso, reduciendo la cifra final 3 veces con m√°s carga y menor tasa de calentamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *